logo compartoideas.com

Tu comunidad de conocimiento en internet [Versión BETA]


Cubiertos de hueso


Si los mangos de tus cubiertos son de verdadero hueso, recupera su esplendor original dejándolos en remojo en un litro de agua con un chorrito de amoniaco. Una vez limpios, sécalos y frótalos con un paño empapado en aceite de oliva. Así los nutrirás y, además de durar mas tiempo, su aspecto será precioso.


Categoría Familia y hogar

Creado por silviams

Volver a las ideas en la categoría de Familia y hogar

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Puedes ser tú el primero.

Para comentar debes estar registrado