logo compartoideas.com

Tu comunidad de conocimiento en internet [Versión BETA]


Limpiar un cazo quemado


Tarde o temprano, nuestros cazos, cazuelas, ollas y sartenes, acaban por coger un color negruzco, por estar sometidos constantemente a altas temperaturas, tanto, que incluso acaban por quemarse.

Para limpiar estos recipientes, espolvoreamos sobre los mismos, una buena cantidad de bicarbonato sódico, y le añadimos un poquito de agua, para que se humedezcan las partículas adheridas a los recipientes. Lo dejamos así, en reposo, para que actúe durante dos o tres horas. Transcurrido ese tiempo, podremos desprender las adherencias sin demasiados problemas, frotando los recipientes con esa mezcla de bicarbonato, agua, y un estropajo.

Las manchas que no acaben por desprenderse utilizando la técnica anterior, podemos eliminarlas, hirviendo dos o tres cucharadas de bicarbonato sódico, junto con media taza de vinagre, y una taza de agua. Dejamos esa mezcla al fuego, y lo retiramos cuando hayan transcurrido diez minutos desde que empezó a hervir. Transcurrido ese tiempo, dejamos que se enfríe todo, y frotamos las manchas con la mezcla que hay en el interior del recipiente, y un estropajo.


Categoría Familia y hogar

Creado por macarena

Volver a las ideas en la categoría de Familia y hogar

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Puedes ser tú el primero.

Para comentar debes estar registrado