logo compartoideas.com

Tu comunidad de conocimiento en internet [Versión BETA]


SMARTPHONE HTC DESIRE HD O GALAXY S


Los smartphone equipados con Android han sido los que más han evolucionado en el último año, teniendo como muestra dos terminales más espectaculares que conocemos. El HTC Desire HD y el Galaxy S.

Dos modelos impactantes. Ya solo de un primer vistazo podemos intuir lo que esconden en su interior estos dos titanes de la industria de la telefonía. El tamaño de ambos deja patente que estamos ante dos modelos de marcadas características multimedia, sobre todo por las imponentes pantallas de 4 en el Samsung y 4,3 pulgadas en el HTC. Veamos qué nos depara esta lucha.

Diseño

Aunque son dos de los más avanzados smartphone en la actualidad, sí que hay diferencias notables entre ellos. Aunque ambos diseños tienden a unas líneas cálidas y suaves, es en los materiales donde empiezan a denotarse diferencias. El Samsung Galaxy S presenta una acabado plástico no tan esmerado como el del HTC Desire HD, que ofrece unos materiales plásticos de tacto más agradable y la rigidez del aluminio de la parte trasera. En cuanto a las dimensiones, no son moco de pavo en ambos casos: 122.4 x 64.2 x 9.9 milímetros el Galaxy S frente a los 123 × 68 × 11.8 milímetros del Desire HD, dejando claro el contraste del grosor. El peso es otro de los factores en los que las diferencias son notorias. 118 gramos del Galaxy S frente a los 164 gramos del Desire HD, contraste que origina la diferencia de materiales en los que están fabricados.

Pantalla

Análisis de obligado cumplimiento. Si por algo destacan estos dos terminales es por sus enormes pantallas. Nuevamente diferencias más que evidentes. Galaxy S disfruta de una de las más admiradas pantallas Súper AMOLED de 4 pulgadas. Su resolución es de 800×480 píxeles y permite visualizar hasta 16 millones de colores. El HTC Desire HD tiene una pantalla aún mayor, de 4,3 pulgadas, de 800×480 píxeles y 262.000 colores. Destacar que se trata de una simple LCD, por lo que en este aspecto el modelo de HTC queda en inferioridad por bastante diferencia.

El corazón del terminal

Una vez repasados los elementos más visibles, es hora de comparar lo que se esconde en las entrañas de estos dos prodigios de la tecnología. Nos lanzamos de lleno a uno de los componentes de mayor importancia, el procesador. Los dos terminales cuentan con un chip que trabaja a 1GHz, pero hay matices. En el Galaxy S se trata de un microchip de cosecha propia, el Humminbird, a la vez potenciado con una GPU PowerVR SGX540, la más potente del sector y que le permite procesar 90 millones de triángulos por segundo. HTC Desire HD se sirve de un procesador Qualcomm SnapDragon de última generación, optimizado para ser más respetuoso con la batería. Respecto a su chip gráfico, el fabricante no se ha pronunciado. Está claro que Samsung vuelve a dejar el listón bien alto, y aunque HTC no se queda atrás, los coreanos van un pasito por delante.

768MB

La memoria RAM. En los dos smartphone la cantidad es elevada, pero aquí HTC ha sorprendido y de qué manera. Ha dotado al HDcon nada menos que 768MB para su memoria RAM, muy por encima de los 512MB del Galaxy S. La situación se revierte si nos fijamos en la memoria ROM o interna, ya que el HTC Desire HD dispone de 1,5GB y el Samsung lo podemos encontrar en dos variantes de 8 o 16GB. Tampoco representa un inconveniente puesto que los dos permiten ampliarla mediante tarjetas de memoria microSD.

Conectividad

Como todo teléfono Android, los dos cumplen holgadamente las expectativas. No obstante, tenemos que mencionar algunos pequeños grandes detalles. El Samsung Galaxy S conecta a la red a un velocidad máxima teórica de 7,2 Mbps en bajada y 5,76Mbps en subida mientras que el HTC Desire HD está capacitado para trabajar en redes HSDPA+ que le permiten conectarse a velocidades de hasta 14.4Mbps en bajada y 5.76Mbps en subida. Conectividad WiFi N con DLNA tienen los dos aunque el Galaxy dispone de Bluetooth 3.0 y el Desire 2.1, diferencia que notaremos solo si el Galaxy S se comunica con otro dispositivo con Bluetooth 3.0.

Multimedia

En este apartado hay que tener en cuenta el tamaño extra de la pantalla del Desire HD, que le confiere un plus a la hora de reproducir vídeo, aunque esta ventaja se disipa por la viveza de los colores y brillo de la pantalla Súper AMOLED del Galaxy S. En reproducción de vídeo, el Galaxy S tiene certificado DivX HD, aunque el HTC Desire también puede reproducirlo. Si echamos un vistazo al apartado del sonido, el HTC Desire HD cuenta con mejores características al tener sonido Dolby Mobile y SRS Virtual. Respecto a la cámara de fotos, sin poder probar los resultados de sus sensores de 5 y 8 megapíxeles, tenemos que valorar la cifra y poco más. En la grabación de vídeo hay empate técnico puesto que los dos graban en HD a 720p.

Autonomía

El talón de Aquiles de todo smartphone. Los tiempos de autonomía facilitados por los fabricantes indican lo siguiente: Samsung Galaxy S dispone de una batería de 1500mAh de polímeros de litio que ofrecen una autonomía en tiempo de conversación de 12,5 horas (6,5 en 3G) y hasta 750 horas en espera (576 horas en 3G). En el caso del HTC Desire HD vemos una batería de 1230mAh con unos tiempos conversación de 9 horas (5 horas en 3G) y hasta 420 horas en espera (490 en 3G). Un aspecto importante donde el teléfono de Samsung sale claramente vencedor. HTC se ha quedado algo corta con una batería relativamente pequeña para un terminal de las características del Desire HD.

Software

Por último, y no por eso menos importante, analizamos brevemente el sistema operativo. Los dos cuentan con Android, aunque hay aspectos muy diferentes entre ambos. HTC Desire HD dispone de lo último de Google, mientras que el Samsung cuenta con Android 2.1 Eclair, aunque está previsto que se actualice a Froyo a finales de año. Un tema que hace muy diferentes a estos dos smartphone son sus interfaces gráficas. La personalización que estos dos fabricantes aportan a sus terminales es muy diferente. Por un lado, HTC Desire HD estrena la renovada HTC Sense y por el otro, Samsung Galaxy S viste la interfaz TouchWiz 3.0 característica de la marca. Sin profundizar demasiado en las características de cada una, y teniendo en cuenta que en este campo la subjetividad es un factor importante (a unos les gustará más HTC Sense y a otros TouchWiz 3.0) hay que alabar el trabajo de HTC ya que aporta un aspecto visual más atractivo, widgets personales muy útiles y funcionalidades que podréis conocer con más detalle en este artículo. TouchWiz 3.0 tiene un aspecto más sencillo que emula en gran parte la interfaz del iPhone iOS.

Difícil elección

La pantalla y GPU del Samsung le aporta un plus difícilmente superable por el HTC. Eso sí, la calidad de construcción que ofrece el modelo taiwanés aporta un valor añadido a HTC.

YO DISFRUTO DE MI HTC DESIRE HD !


Categoría Tecnología

Creado por VEGAreg05

Volver a las ideas en la categoría de Tecnología

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Puedes ser tú el primero.

Para comentar debes estar registrado